3.6 Ejemplos de adaptaciones razonables para personas con enfermedades crónicas

Modificaciones de horario laboral y flexibilidad horaria

Permitir un horario laboral flexible o adaptar el tiempo total de
trabajo para ajustarse mejor al problema de la persona pueden
ser adaptaciones razonables salvo que produzcan dificultades
injustificadas.

Las adaptaciones pueden referirse, por ejemplo, a flexibilidad en las horas o los días laborables a lo largo de la semana, o el trabajo a tiempo parcial.

Modificación o compra de equipo y dispositivos

La compra de nuevo equipo o la adaptación del existente pueden
ser una adaptación razonable y eficaz para personas con una o
más enfermedades crónicas.
Existen muchos dispositivos que ayudan a superar barreras en la
realización de las tareas laborales.

Dispositivos de telecomunicaciones para personas con discapacidad auditiva, teléfonos de texto, software especial para ordenadores
normales, escritorios elevados o de altura regulable, etc.

Modificación del entorno de trabajo físico

Se recomienda eliminar cualquier barrera física para permitir el acceso
al lugar de trabajo de todas las personas empleadas.
Las actividades laborales deben desarrollarse en un entorno integrado.
Esto significa que pueden haberse eliminado o alterado las barreras
arquitectónicas para ofrecer accesibilidad estructural al lugar de
trabajo.

Es preciso asegurarse de que el lugar de trabajo con sus puestos
de trabajo, aseos, salas de ocio, salas de conferencias, cafetería del
lugar de trabajo y otros espacios esenciales sean accesibles para
todos (independientemente de cualquier discapacidad física que
puedan tener).

Share This