Los lugares de trabajo ofrecen excelentes posibilidades para ayudar a los empleados a adoptar (y mantener) patrones dietéticos saludables y tomar decisiones adecuadas sobre ciertos alimentos y bebidas. Al planificar medidas para hacer esto, es importante conocer qué tipo de opciones son beneficiosas en general para las personas empleadas en su lugar de trabajo. La Figura 4 le indica pautas básicas que facilitan poder adoptar una dieta que promueva la salud y contribuya a prevenir y controlar las enfermedades crónicas, como las cardiovasculares y la diabetes tipo 2. Se recomienda seguirlas al definir la selección de alimentos y bebidas disponibles en su lugar de trabajo (cantinas,  máquinas expendedoras,  salas

 

de usos múltiples y cualquier otro evento en el que se sirva comida y bebida). Algunos empleados pueden tener restricciones dietéticas (p.ej. debido a alergias o intolerancias alimentarias), pero a partir de esta selección de opciones saludables es posible también encontrar alternativas que satisfagan sus necesidades personales.


Figura 4. Pautas para una dieta más saludable

WHO 2018. Healthy diet.

Share This